El Aula Virtual de Ecología de la Universidad de Málaga

Contenido principal del artículo

J.Mª. Blanco Martín

Resumen

El ordenador es un instrumento lúdico. Abona la creatividad y desencadena sartas de nuevas ideas siempre insensatas, pozo sin fondo que devora cada instante que dejemos a su cuidado y que rara vez devuelve diezmo de la ilusión que los novatos volcamos en él. Máquina del averno con vida propia y voluntad férrea, hará lo que quiera a pesar de lo que nosotros le pidamos. Su tremenda capacidad de cálculo sólo es comparable a su inmensa torpeza que, tal vez multiplicando la nuestra, nos enreda en los problemas más absurdos con los detalles más sutiles.


El autor


En este artículo, el autor explica con gran humor su experiencia como profesor cuando los ordenadores comenzaron a ser usados por primera vez en la docencia de su departamento, allá por el año 1986. Un poco más tarde desarrolló unos programas para impartir prácticas de Ecología que posteriormente fueron perfeccionados y que hoy están disponibles en el Aula Virtual de Ecología de la Universidad de Málaga (http://www.uma.es/aula/ecologia), también creada por él. Los objetivos principales de este Aula Virtual son suministrar información, suministrar materiales y hacer publicidad de asignaturas y líneas de investigación. Su sección más visitada es la zona desde donde se pueden bajar los programas de simulación, cuyo éxito como elemento docente en diversas universidades españolas y latinoamericanas radica en su simplicidad, en que están en español y en que son gratuitos. Finalmente, realiza una reflexión sobre el valor de la divulgación científica y la utilidad de LaRed en el futuro de la docencia.


Abstract

El ordenador es un instrumento lúdico. Abona la creatividad y desencadena sartas de nuevas ideas siempre insensatas, pozo sin fondo que devora cada instante que dejemos a su cuidado y que rara vez devuelve diezmo de la ilusión que los novatos volcamos en él. Máquina del averno con vida propia y voluntad férrea, hará lo que quiera a pesar de lo que nosotros le pidamos. Su tremenda capacidad de cálculo sólo es comparable a su inmensa torpeza que, tal vez multiplicando la nuestra, nos enreda en los problemas más absurdos con los detalles más sutiles.


El autor


En este artículo, el autor explica con gran humor su experiencia como profesor cuando los ordenadores comenzaron a ser usados por primera vez en la docencia de su departamento, allá por el año 1986. Un poco más tarde desarrolló unos programas para impartir prácticas de Ecología que posteriormente fueron perfeccionados y que hoy están disponibles en el Aula Virtual de Ecología de la Universidad de Málaga (http://www.uma.es/aula/ecologia), también creada por él. Los objetivos principales de este Aula Virtual son suministrar información, suministrar materiales y hacer publicidad de asignaturas y líneas de investigación. Su sección más visitada es la zona desde donde se pueden bajar los programas de simulación, cuyo éxito como elemento docente en diversas universidades españolas y latinoamericanas radica en su simplicidad, en que están en español y en que son gratuitos. Finalmente, realiza una reflexión sobre el valor de la divulgación científica y la utilidad de LaRed en el futuro de la docencia.


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Detalles del artículo