Riotinto: un universo de mundos microbianos

Contenido principal del artículo

A.I. López-Archilla

Resumen

El río Tinto es un ambiente extremo caracterizado por un pH muy bajo y altas concentraciones de metales en disolución. Las extremas condiciones del río son en gran medida producidas y mantenidas por el componente biológico del ecosistema, principalmente por organismos procarióticos quimiolitótrofos. Las algas eucarióticas son los otros productores primarios del sistema mientras que hongos y bacterias heterotróficas juegan el papel de consumidores y descomponedores. Otros consumidores son protistas heterotróficos y, en ocasiones, rotíferos. El río en sí tiene una amplia variedad de ambientes en donde se desarrollan distintas comunidades (bentónicas en zonas aerobias, neustónicas en la superficie de aguas semiquietas, planctónicas en la columna de agua óxica y anóxica), además, las zonas adyacentes al río como los montones de mineral, las galerías mineras o el acuífero son ambientes distintos y aún inexplorados. A pesar de las condiciones extremas de este ecosistema, el río Tinto posee una gran diversidad de comunidades microbianas, cuyas interacciones son de gran interés para la ecología microbiana.


Abstract

El río Tinto es un ambiente extremo caracterizado por un pH muy bajo y altas concentraciones de metales en disolución. Las extremas condiciones del río son en gran medida producidas y mantenidas por el componente biológico del ecosistema, principalmente por organismos procarióticos quimiolitótrofos. Las algas eucarióticas son los otros productores primarios del sistema mientras que hongos y bacterias heterotróficas juegan el papel de consumidores y descomponedores. Otros consumidores son protistas heterotróficos y, en ocasiones, rotíferos. El río en sí tiene una amplia variedad de ambientes en donde se desarrollan distintas comunidades (bentónicas en zonas aerobias, neustónicas en la superficie de aguas semiquietas, planctónicas en la columna de agua óxica y anóxica), además, las zonas adyacentes al río como los montones de mineral, las galerías mineras o el acuífero son ambientes distintos y aún inexplorados. A pesar de las condiciones extremas de este ecosistema, el río Tinto posee una gran diversidad de comunidades microbianas, cuyas interacciones son de gran interés para la ecología microbiana.


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Detalles del artículo